Mobirise website builder

MONTAÑAS CON UNA ESQUINA ROTA


ABRAHAM CRUZVILLEGAS | MÉXICO


MICHEL FRANCOIS | BÉLGICA


RYAN GANDER | REINO UNIDO


PIERRE HUYGHE | FRANCIA


GABRIEL KURI | MÉXICO


TATIANA MESA | CUBA


HELEN MIRRA | ESTADOS UNIDOS


NAVID NUUR | IRÁN


EDUARDO PONJUÁN | CUBA


ARIEL SCHLESINGER | ISRAEL


SHIMABUKU | JAPÓN


ROMAN SIGNER | SUIZA


RICHARD WENTWORTH | REINO UNIDO


CURADORES


WILFREDO PRIETO


DIRELIA LAZO


GRETEL MEDINA



LA BIENAL


La 12 Bienal de La Habana se articula en torno a la máxima «Entre la idea y la experiencia» para proponer un acercamiento al arte contemporáneo desde sus aristas más dinamitadas, multidisciplinarias y procesuales.


Con el sustrato conceptual planteado por la Bienal, este proyecto se propone existir como una experiencia accidental que acontezca en los predios abandonados de una antigua fábrica de bicicletas. Realizaremos una exposición de intervenciones site specifics —objetuales o gestuales— que reconfiguren, deconstruyan, reinterpreten, recontextualicen y dialoguen con lo físico e intangible del espacio.


La antigua fábrica de bicicletas engendra la paradójica naturaleza de las ruinas urbanas habaneras, escenarios emblemáticos de una época pasada, destinados a su evanescencia física, cuando no a una remodelación estéril y desmemoriada. Nos proponemos entonces reactivar el espacio a partir de gestos artísticos que generen diálogos entre lo pasado y el presente, a través del uso de objetos, la precariedad del material, la activación de la memoria colectiva, la oralidad popular o la recreación de plataformas o situaciones que interactúen con la cotidianidad actual del lugar.


¿Cuáles son los confines del arte en su confrontación con la realidad? ¿Cómo dialogar con un contexto físico y cultural marcado por la contingencia y la inestabilidad? El proyecto, a su vez, pretende explorar desde la discursividad del medio expositivo las estéticas de lo azaroso y lo accidental, la poética de la ausencia, la nostalgia y la relación vital entre el gesto artístico y el contexto en que se exhibe.


 

EL ESPACIO


La conocida empresa Claudio Argüelles Camejo, ubicada en el vecindario habanero de El Vedado –Línea y 18— , tiene sus antecedentes en una idea original: fabricar ómnibus para el transporte público. Su etapa de mayor esplendor en la construcción y reparación de autobuses, fundamentalmente, se produjo en las décadas del 70 y los 80. Desde 1995, se dedicó al ensamblado de bicicletas, devenidas medio de transporte básico y exclusivo de los 90 en Cuba. Durante esta etapa, se conocía como Fábrica de Bicicletas Pipián, en honor a Sergio Pipián, un ciclista cubano que, en 1964, recorrió la Isla en bicicleta. El 4 de marzo de 2002 se produjo un incendio, por causas ignoradas, el cual provocó grandes daños e inhabilitó el espacio.