Mobirise web site creator

…desde lo Visual e identitario, la Bienal de La Habana

Autor: Bienal de La Habana
27 Abril, 2015

Otra manera de acercarse a la Bienal de La Habana, a sus pautas identitarias y a los conceptos de esta Duodécima edición, es conocer cómo ha sido concebida visualmente, y ello se convierte en pretexto para entenderla, mostrarla e identificarla.


Qué elementos e ideas motivaron la selección gráfica y cromática, que ya eterniza esta 12 entrega del fenómeno de arte contemporáneo más trascendental de Cuba, respetado y admirado tanto en América Latina como el resto del mundo.


 ¿Qué trae el catálogo de la Bienal de La Habana? ¿Cómo será visualmente?, ¿qué hace de este soporte uno especial y distintivo de la 12ma edición?


En la cubierta solo un número 12 sobre fondo blanco “en el que se entrecruzan y fusionan numerosas líneas a modo de procesos en marcha”. El diseñador Víctor Manuel Cabrera Muñiz ha elegido utilizar solo lo esencial en portada.La propia significación y simbología del 12 cierra el concepto y la intención: el 12 es el símbolo de la perfección y de la unidad; que sean 12 meses del año, 12 signos zodiacales, 12 horas diurnas y 12 nocturnas, 12 veces que la Luna gira en un año alrededor de la Tierra, pueden ser elementos que demuestren lo redondo del diseño. Quizás, esa expresión minimal pero contundente también responda a una determinación estética del diseñador, que opta por un estilo más conciso, menos descriptivo y narrativo en cuanto a las formas, que no por ello simple ni sencillo.


A partir de la carta a Shopenhauer donde Goethe exponía que la relación entre la idea y la experiencia es algo solo lograble desde el arte y la acción surge Entre la Idea y la Experiencia, una consigna que hubo que interpretar, con la complejidad que expende, para llevarla a nivel icónico y funcionara en todos los niveles de entendimiento y lectura.


Alrededor de 10 propuestas de identidad fueron examinadas por los curadores a cargo de esta Bienal hasta decantarse por la que dentro de muy poco estará poblando a La Habana en carteles, vallas, banderolas, programaciones, pullovers, bolsas y otros numerosos soportes. “Aunque siga la línea de bienales anteriores, ésta marca un rompimiento en cuanto a la utilización de los colores y al pragmatismo de sus elementos gráficos. El blanco desempeña un papel esencial, y se complementa del cyan, el magenta y el azul navy”. Es una identidad que tiene “mucha energía, movimiento, procesos de trabajo, continua corriente investigativa y que posee un elemento de superposición: dos 12 se fusionan y dan como resultado un tercero, clara referencia al funcionamiento de esta Bienal, donde se reunirán múltiples ramas de la creación y el conocimiento en torno a las artes visuales”.


 El diseño relativamente abstracto, que no se compromete a ser simbólico, “en vez de metaforizar una idea específica, lo que creo que está haciendo es transmitir sensaciones, de movimiento, de profundidad, de dinámica de grupo, de diversidad”. En ese sentido, Víctor Manuel y Alejandro Romero, -otro joven diseñador que trabaja también la estética del evento-, consiguieron “actualizar la Bienal con respecto al diseño en que se mueven otros eventos de artes visuales internacionalmente”.


De todo el paquete de soportes que estará promocionando a la Bienal, tal vez el más trascendental, por el valor simbólico de perdurar en el tiempo, es el Catálogo, memoria histórica de las 11 ediciones anteriores y que en esta se presentará con una óptima calidad de impresión, a cargo de la editora italiana Maretti. Particulariza favorablemente este Catálogo, los 6 textos críticos que compila, a las firmas de Jorge Fernández Torres, Javier Gil, Simon Njami, Giacomo Zaza, José A. Sánchez y Nelson Herrera Ysla. Además, aparece la selección de artistas invitados a esta Bienal (con sus CV e imágenes de sus obras). Entre las 364 páginas también existe un bloque dedicado a los Proyectos Colectivos, cada uno con un texto introductorio, los integrantes del proyecto e imágenes del mismo. Todos los textos aparecen traducidos al inglés.


El equipo de realización del Catálogo fue integrado por Blanca Victoria López Rodríguez y Edisabel Marrero Tejeda, asistentes de curaduría, encargadas de la comunicación directa con los artistas; Wanda Canals Fleitas, como editora; Olimpia Sigarroa, en la traducción, Víctor Manuel Cabrera Muñiz, en el diseño y Margarita González Lorente, a cargo de la Coordinación general.


El Catálogo es la evidencia de que artistas de la talla de Michelangelo Pistoletto, Daniel Buren, Anish Kapoor, Joseph Kosuth, por solo citar algunos nombres, estarán participando en la Bienal de La Habana. Definitivamente es un soporte de referencia y de estudio.


 

Alejandro Romero, ha logrado un sitio web sugerente y visualmente atractivo. Por su parte, Raupa, se permitió innovar para la entrega siempre exitosa, del spot de la Bienal (otro más en su cuenta, ya había realizado el de la 9na y 10ma edición), que rompe los esquemas en los que podíamos tenerlo clasificado.


El resultado final de un trabajo intenso por parte de todo el equipo confirma que, como apuntó Víctor Manuel, “es importante el momento que está viviendo Cuba, tenemos que demostrar que somos capaces de adaptarnos a los preceptos actuales de la comunicación y el diseño, que la creatividad sigue viva a pesar de no contar con las condiciones materiales propicias, ya que al final, lo que determina, es el factor humano”.